2/14/2013

7 AÑOS DE "LA ESPADA OXIDADA" Y "PIRAÑAS"

Hace siete años, en febreo de 2006 abrí este blog que tengo últimamente bastante abandonado. Quería aprovechar el aniversario para hacer una minireseña sobre la presentación de "Mar de pirañas" en Madrid. La presentación, que tuvo lugar en la librería "Tres rosas amarillas", corridó a cargó del editor del volumen, Fernando Valls, y del escritor Juan Pedro Aparicio. Una de las cuestiones planteadas que me resultó más interesante, sobre todo porque es crucial para la supervivencia y despegue del género, es la denominación del microrrelato. En palabras de Valls, los críticos tienen que tener claro cómo se llama, porque si la novela no se llamara novela y tuviera mil nombres, nadie sabría muy bien de qué estaríamos hablando, e incluso habría dudas sobre si pertenece a algún género en concreto. Esto es lo que pasa aún con el microrrelato, al que también se le llama microficción, hiperbreve nanorrelato, etc. Lo cierto es que da un poco igual cuál sea el nombre elegido, podría ser "Amosdentor", por poner alguno, pero lo cierto es que, como casi se ha generalizado el uso de la denominación "microrrelato", lo más acertado es seguir por ese camino para no desandar lo andado y hacer senda en este aspecto. Por su parte, Aparicio hizo una analogía entre el microrrelato y el mundo de la Física cuántica, y explicó una teoría según la cuál el "cuánto" no llega a verse del todo hasta que está totalmente lleno. En este sentido también comparó el microrrelato con la materia oscura, que no se ve, pero existe, y además tiene una gran influencia sobre las fuerzas gravitatorias del Universo. El día de la presentación era el aniversario del décimo año de la muerte de Augusto Monterroso, y Aparicio también tuvo unas palabras para su dinosaurio, un texto que criticó al no considerar que tuviera el músculo narrativo suficiente como para, precisamente, considerarse una narración. Totalmente de acuerdo, pero algo tendrá ese texto que ya llenado miles de folios con versiones de todo tipo. Pero se comentaron muchas más cosas. Fue una interesante charla en la que finalmente salimos a leer dos micros los autores allí presentes, entre otros, Lara Moreno, Elvira Navarro, Gemma Pellicer, Óscar Esquivias, Juan Gracia Armendáriz o Miguel Ángel Zapata. Yo leí dos textos de Rosana Alonso, que no pudo acudir a la cita, y otros dos míos. Los autores, muchos de los cuáles estamos acostumbrados a hablar en público, estuvimos algo nerviosos, algo que hemos comentado después, y yo lo achaco a que hubo cierta solemnidad en el evento que nos hizo sentir un poco tensos, como esos alumnos que tienen que exponer su trabajo ante un aula llena de gente durante primero de carrera. Tras nosotros leyó Miguel Ángel Arcas un texto de Andrés Neuman a petición de Fernando, y por último, remató el mismo Valls leyendo otros microrrelatos de autores que no pudieron acudir, nombre como Eloy Tizaón o Pedro Ugarte. Siento haberme dejado a alguien, pro no tomé notas y mi memoria es inversamente proporcional a la de un elefante. Para acabar, también se habló de la generosidad de las editoriales al publicar a autores sin libro publicado, ya que al tratarse de un género tan joven hay que dar una oportunidad a esos autores, muchos de ellos surgidos de los blogs. En cuanto a los blogs de microrrelatos, se comentó que aunque en ocaiones nos creemos todos unos genios que dejamos comentarios admirados, en general hay una labor crítica muy provechosa que no tiene en la blogosfera un género tan antiguo y coajado como es la Poesía, lo cuál es una incógnita, porque el formato de los blogs también podría ser un magnífico vehículo para los poemas. Por mi parte, fue un placer conocer en carne y hueso a personas a las que sólo conocía virtualmente, como Gemma Pellicer y Juan Gracia Armendáriz, con el que no pude hablar porque se fue un poco antes de terminar la presentación, paradójicamente, la presentación más larga a la que he asistido, que duró casi dos horas. Para que luego digan que los microrrelatos son breves. Quizá si hubiera sido la presentación de una antología de novelas, en cinco minutos hubiésemos acabado. Quién sabe.

26 comentarios:

Alba dijo...

Ayer mismo compré el libro y es una verdadera colección de joyitas. Aprovecho para felicitarte, Manuel, y darte las gracias como lectora y amante del género los buenos ratos que me has hecho pasar. Y también por ese taller que estás llevando en el blog del que soy muy admiradora y que me está llevando a entender y ser más consciente de mis ideas y mis textos. Ojalá no lo dejes, aunque ya sé estás muy ocupado.
Gracias por todo. Un abrazo grande.

Lola Sanabria dijo...

¡Ay, hijo mío!, en la próxima presentación, un barril de agua de azahar para calmar los nervios.
Me habría gustado asistir, pero esto de los minijobs es lo que tiene, que te parte en dos la tarde.

Abrazos de piraña sin dientes afilados.

mati dijo...

lástima no estar en madrid.. me pierdo todo últimamente...
muy interesante, y sí yo creo que los blogs harán resurgir la poesía .
un besazo

AGUS dijo...

Felicidades por el aniversario, Manu.

"La espada oxidada" es un referente que, junto a otros blogs y bitácoras, será - ya es por algunos - señalado en un futuro, aunque ahora parezca que el fuelle de esta primera generación de bloggers haya perdido cierta intensidad.

Respecto a la crónica, totalmente de acuerdo en la apreciación acerca del nombre del género.

Abrazos.

Manuel Rebollar Barro dijo...

El nombre es importante, faltaría más, sobre todo para darle unidad; pero no sé si llega a ser cierto del todo lo que dices sobre la crítica en el mundo del blog. La crítica es necesaria, sobre todo cuando está hecha desde la intención clara de construir o mejorar. Pero dada la naturaleza del mundo del blog y de los lectores tan heterogéneos, no sé qué criterio se sigue (si es que se ha de seguir alguno). A veces (siempre a veces), leo opiniones elogiosas sobre textos claramente mal relatados de los que sólo llego a alcanzar que la intención es yo te alabo y tú me alabas. A veces (siempre a veces), tengo la sensación de que se puede estar cayendo en un estado de autocomplacencia en el que todos somos geniales. Recuerdo que hace tiempo pusiste una entrada en el blog donde con un dibujo de Forges decías algo parecido acerca del que podría ser el principal problema del género en la red.

Pero en fin, no me enrollo más, que la verdad sólo entraba para felicitarte por tu programa y decirte que lo escucho todas las mañanas.

Un macroabrazote

Isabel dijo...

Muchas gracias por tu resumen y por llevar este tiempo ilustrándome.
Cuando leo en vuestros blog que hay presentaciones de libros, o como en este caso algo tan interesante como hablar de microrrelatos, echo de menos no vivir en Madrid.
Menos mal que luego lo contáis.
Felicidades, Manu y otra vez gracias.

Cybrghost dijo...

En casa lo tengo, aunque aún no tuve tiempo de meterme con él. En Salamanca lo tienen en Victor Jara por si alguien pueda interesarle.

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Lástima no haber podido asistir. Me hubier gustado, como a ti, conocer personalmente a algunos amigos virtuales y compañeros de aventura editorial. Un abrazo.

Arte Pun dijo...

Felicidades Manu, siete años son siete años, con sus días y noches, casi ná.

Sobre la presentación, gracias por la crónica.

Abrazos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Felicidades por el aniversario, Manu! Seré cauto y brindaré por el doble; otros siete más y luego volvemos a pedir.

Interesante tu crónica, en los dos aspectos más destacados. Es cierto cuanto apuntas con respecto al nombre del género y su homogeinización. Nunca había reparado en ello. Yo uso habitualmente microrrelato y microficción, posiblemente por mi acercamiento inicial a los planteamientos de Lagmanovich, pero creo que haré caso y causa y me decantaré -en exclusiva- por el primero.

Con respecto a la crítica a traves de los comentarios de blog, estoy de acuerdo con lo que plantea Manuel (con el mea culpa que me corresponda, en cualquier caso). Ahora bien, no es menos cierto que -poco a poco- los autores van esculpiendo un criterio y te encuentras con que hay una coincidencia generalizada sobre los buenos autores y los buenos micros cuando se habla "a microfono cerrado" y -al menos en mi caso- valoras sus opiniones en su medida justa.

En fin, que me he enrollado.

Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me alegro de todos estos acontecimienmtos, no tanto de no poder leer siduamente tus escritos, sean micros, relatos o microrelatos. ¡Si a cambio nos estas prteparando otro librito, me doy por satisfecha!!
Bueno, antes de irme felicitarte por este aniversario, que espero sean muchos más. Tu cuento del autismo me ha encantado, es genial aunque no lo estén votado como a otros, incluso uno me da la impresion que no cumple las bases, no ´se bien, tengo que volver con más tiempo.
Besicos muchos.

Rosa dijo...

Enhorabuena Manu por estos siete años y aunque ahora lo tengas un poquitín abandonado, espero seguir disfrutando de tus letras en esta Espada Oxidada.
Ayer precisamente estuvimos hablando en el taller de la definición del microrrelato que dan en la Antología de Cátedra y leyendo algunas de las pirañas.
Gracias Manu y besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

¡Enhorabuena Manu por el aniversario y por esta presentación tan bien relatada!

Abrazos y a seguir cumpliendo años.

Mei Morán dijo...

Siete es un número sagrado.Te felicito por tu labor y constancia.
Por lo de los nervios: me parece que es un fenómeno frecuente en este tipo de actos.
Un abrazo

Ximens dijo...

Para nosotros fue un placer escuchar la disertación sobre el género, tanto de Fernando como de Juan Pedro. Luego poder oír de los autores el origen del micro, la chispa que lo engendró, y su lectura. Es cierto que se os veía un poco nerviosos y no era para menos: allí se concentraba mucha experiencia en el microrrelato. También fue una gozada poner volumen y voz a tantos escritores como por allí nadabais. Felicidades por el aniversario y que siga creciendo el óxido de tu espada.

hombredebarro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
hombredebarro dijo...

Hola, Manu, me alegro de los siete años ya de la espada oxidada. Virtualmente nos conocemos desde hace mucho y tuvimos ocasión de vernos algo fugazmente en la presentación de Distorsiones de Elena Casero hace ya par de años. Internet ha sido para todos nosotros una estupenda lanzadera. Me alegro también de haber compartido con muchos compañeros espacio en las antologías de Fernando Valls, que ha hecho mucho por dar visibilidad a autores periféricos y a un género algo complejo como es el microrrelato. Las publicaciones en papel (colectivas e individuales) han servido para refrendar el trabajo que se ha hecho en muchos blogs, que ahora andan un poco parados, porque es normal que después de un tiempo se busquen nuevas vías para canalizar trabajo y esfuerzo. Pero creo que el microrrelato se está encajonando en una definición algo estricta. Los múltiples concursos sobre micros están estandarizando tamaños, temas y maneras de abordar el texto. Los blogs, a mi modo de entender, han sido muy poco críticos y los intentos que se han hecho porque eso no fuera así no han prosperado. Un buen rollo acrítico ha sido una tónica imperante. En cuanto al nombre, microrrelato, está bien para entenderse en determinados contextos y es más una cuestión de la crítica que del proceso creativo. Mi postura es la de considerar el microrrelato como una variante del relato, esto es, en todo caso como un subgénero. Cierta poesía en verso libre o poemas en prosa o cierta prosa poética no se diferencian en nada o sólo en el aspecto de un microrrelato. Recomiendo muchos textos del poeta Jesús Aguado, que tiene su obra recogida en El fugitivo, de la editorial Vaso Roto. Quiero decir que siempre hay resquicios abiertos por los que podemos penetrar los cultivadores del género para encontrar nuevos modos expresivos, más allá de las definiciones. No me parece mal el término microrrelato, lo que echo en falta es cierto riesgo creativo debido a la supeditación de los escritores a las bases de los concursos o a simplificaciones para entendernos.
Un saludo

manuespada dijo...

Es cierto, estoy de acuerdo con Manuel, Pedro y Antonio (Hombredebarro). La crítica está bastante ausente en los blogs, pese a algún intento fallido. De todas formas yo sí he leído alguna vez comentarios constructivos con los que algunos autores han cambiado el texto gracias a las instrucciones que los lectores han ofrecido, yo he cambiado más de uno. Pero en general es cierto lo de la mano por el lomo. Por otro lado, también estoy de cuerdo en el hecho de que muchos blogs han perdido fuerza, sobre todo los de la primera oleada de blogueros, como apunta Agus, porque por un lado han buscado otros soportes, sobre todo el papel, y por el otro porque el blog requiere una disciplina pretoriana que te quita muchas veces de lo que realmente importa: escribir, y no tanto "producir". En cualquier caso ahora viene pegando fuerte una segunda oleada de blogueros entre los cuáles hay gente realmente buena, y sin los blogs no los habría conocido. De hecho con alguno he contactado con el fin de intentar que sus textos llegaran al papel. Y por último, creo que sí es importante el tema del nombre, algo que antes me daba igual porque también creía, como Antonio, que yo escribía relatos cortos y relatos largos, pero no microrrelatos, pero ahora ha surgido una conciencia de género que no existía cuando yo comencé a escribir mis "relatos cortos". Ni siquiera pensaba que estaba escribiendo un subgénero del relato, yo pensaba que estaba escribiendo "relatos", sin más, cortos, pero relatos. Otra cosa: mientras autores con prestigio piensen que se trata de un género menor es que algo se está haciendo mal, pero por otro lado piensan que es un "género", y eso ya es algo. Abrazos a todos y gracias por pasaros.

Elena Casero dijo...

Esperaba la crónica, ya que me es imposible asistir a los eventos que se celebran en Madrid.
Muy de acuerdo con el nombre y que, además, vaya tomando cuerpo como un género importante dentro de la literatura.
Estoy muy de acuerdo con la crítica sobre la pasada de mano sobre el lomo. Creo, sinceramente, que todo va muy deprisa, incluidas las lecturas de los relatos en los blogs. Quieres llegar a todos y muchas veces, en lugar de dejar una opinión sincera, escribimos un simple comentario como aquello de; Fulanito estuvo aquí.
Yo sí que he llegado a cambiar palabras o ajustar textos gracias a comentarios de otros. Léase los de Pedro Sánchez Negreira que siempre son certeros. Eso es lo importante.
A ti, agradecerte estos siete años. Gracias a tu blog y otros pocos he llegado yo a los microrrelatos, a su aprendizaje y a su envenenamiento.
Muchos besos Manu, y otros años más de escritura.

Paz Monserrat Revillo dijo...

¡Feliz blog-aniversario y muchas gracias por tu crónica,Manu !

Gemma dijo...

Manu, se me había pasado tu entrada. También fue para mí un placer conocerte.
Abrazos fuertes

Gemma dijo...

Manu, se me había pasado tu entrada. También fue para mí un placer conocerte.
Abrazos fuertes

Elysa dijo...

¡Pues me había despistado! Pero aunque tarde ¡felicidades por esos siete años! En mi caso además tengo cierta atadura con este blog, es como mi referente, fue el primero del que me hice seguidora, sin tener muy claro ni siquiera que era un blog. Vamos, que tu blog me sirvió como un faro para ir blogueando por ahí, por todo ello ¡Muchas gracias!
Y muchas gracias también por esta crónica, para los que vivimos en otras provincias nos permite "estar" de alguna forma.

Besitos

Anónimo dijo...

Direct to the point - solar panel machinery platforms necessitate microscopic repairs and
renfort.

my blog: agencje ochrony

Anónimo dijo...

Any low fuel consumption appliance would possibly be powered but now solar panel system.


Feel free to surf to my weblog ... adwokat łódź

Anónimo dijo...

Pick up a guide at City Arena and check out the city's self-guided medieval walking tour.

My web blog: adwokat warszawa